Frases de Ernestina de Champourcín

frases ernestina de champourcin

Ernestina de Champourcín (1905 – 1999), fue una reconocida poeta española.

Creció en el seno de una familia católica y tradicionalista, quienes le entregaron una buena educación y un ambiente culto.

Comenzó desde muy joven a escribir poesía.

Cuando tenía alrededor de 10 años, se trasladó a Madrid junto a su familia, donde se matriculó e el colegio del sagrado corazón, recibiendo preparación por profesores particulares.

Gracias a su conocimiento del francés e inglés desde muy joven, gracias a su creatividad, comenzó a escribir poesías en francés, que un tiempo después destruyó, cuando se planteó seriamente seguir su vocación literaria.

Por su amor a la lectura y el culto ambiente familiar en que creció, logró rodearse y contactarse con grandes figuras de la literatura, siendo su principal maestro Juan Ramón Jiménez.

Ernestina de Champourcín, es considerada una de los miembros más destacadas de Las Sinsombrero, una de las poetas españolas más relevantes del movimiento del modernismo, por el importante aporte demostrado en sus obras.

En su época fue muy criticada por las temáticas progresistas que trataba, sin embargo, hoy es recordada por llevar a cabo acciones muy relevantes para la historia de la mujer española.

Te invitamos a revisar una selección de las mejores frases de Ernestina de Champourcín.

El agua de mis besos, ungiéndote, dirá tu verdadero nombre.
¡Cuando voy a ti, quisiera ser viento para arrebatarte más allá del cielo!
Ahondaré en ti mismo y abrasará tu sangre el fuego de la mía rebelde y soñadora.
Yo quiero ser fuego, volcán de aire rojo que incendie el secreto de todas las ramas y todos los pechos.
Te esperaré apoyada en la curva del cielo y todas las estrellas abrirán para verte sus ojos conmovidos.
¡Toda la primavera dormía entre tus manos!
Ahoga entre tus labios mi tristeza, y esta inquietud punzante que ya empieza a taladrar mi sien con sus latidos.
Amor de cada instante… Duro amor sin delicias: cadena cruz, cilicio, gloriaausente, esperada, gozo y tortura a un tiempo.
Los deseos se estrellan contra la inexorable inercia del silencio.
Voy a a arraigar en ti. Mis fuerzas más oscuras remueven lentamente la tierra de tu alma. Quisiera penetrarte y enraizar mi esencia sobre la carne viva que nutre tu fervor.
¡Quiero escapar indemne del infierno que arde en la trama de tus besos sabios!
Se borrará en tus labios la forma de los míos, y el cielo de tu vida tendrá un color distinto al de mi corazón.
Nunca podrás tenerme sin abrir tu deseo sobre la desnudez que sella lo inefable, ni encontrarás mis labios mientras algo concreto enraíce tu amor.
Mi antorcha despejando la noche de tus labios libertará por fin tu esencia creadora.
Hay manos que triunfan al quedarse vacías y otras como puños que no conservan nada.
La flecha de mi vida ha clavado sus rumbos en tu pecho y esquivo entre tus brazos el acecho de las cien rutas que mi paso olvida.
Eludir el camino que todos conocemos. Seguir hacia adelante ruta de los que intentan lo que nunca pensaron y se sienten felices porque hay algo distinto, porque se desvanece de pronto lo que sobra y no existe el vacío si queremos colmarlo.

¿Cuál es tu frase favorita de Ernestina de Champourcín? Deja tu comentario.

Deja un comentario