Frases de San Juan de la Cruz

san juan de la cruz

Su nombre era Juan de Yepes Álvarez fue un religioso y poeta místico del renacimiento español, nació en 1542 en Abulense de Fontiveros.

Desde 1952 es el patrono de los poetas en la lengua española.

Se le considera que tuvo influencias por un lado bíblico del cantar de los cantares, además de la poesía culta de Italia y la tradición de la poesía del renacimiento español.

Fue canonizado por Benedicto XIII en 1726, fue apodado como el doctor místico.

Te invitamos a revisar algunas de las frases destacadas y célebres de San Juan de la Cruz.

Donde no hay amor, poned amor y encontraréis amor.
Quien obra con tibieza, cerca está la caída.
El amor sólo con amor se paga, las heridas de amor sólo con amor se pueden curar.
Para venir del todo al todo, has de negarte del todo en todo.
Siempre el Señor descubrió los tesoros de su sabiduría y espíritu a los mortales; más ahora que la malicia va descubriendo más su cara mucho los descubre.
Ni ya tengo otro oficio; que ya solo en amor es mi ejercicio.
Bienaventurado el que, dejando a parte su gusto e inclinación, mira las cosas en razón y justicia para hacerlas.
Mira que no reina Dios sino en el alma pacífica y desinteresada.
El que no ama ya está muerto.
Niega tus deseos y hallarás lo que desea tu corazón.
El árbol cultivado y guardado con el beneficio de su dueño, de la fruta en el tiempo que de él se espera.
El alma que anda en amor, ni cansa, ni se cansa, ni descansa.
Buscad leyendo y hallaréis meditando.
Quien a su prójimo no ama, a Dios aborrece.
Quien supiere morir a todo, tendrá vida en todo.
Dirás que estoy perdido; que estando enamorado me perdí; y sin embargo fue encontrado.
Me parece que el secreto de la vida consiste simplemente en aceptarla tal cual es simplemente aceptarla tal cual es.
Para venir a gustarlo todo, no quieras tener gusto en nada.
El alma que está enamorada de Dios es un alma gentil, humilde y paciente.
No sospeches mal contra tu hermano; porque este pensamiento quíta la pureza del corazón.
La fe son los pies con que el alma va a Dios, y el amor es la guía que lo encamina.
Los apetitos son como unos hijuelos inquietos y de mal contento, que siempre andan pidiendo a su madre uno y otro y nunca se contentan. Y como el enfermo de calentura, que no se halla bien hasta que se le quita la fiebre, y cada rato le crece la sed.
Los bienes inmensos de Dios sólo caben en un corazón vacío y solitario.
En el ocaso de nuestra vida seremos juzgados en el amor.
En la noche dischosa, en secreto, que nadie me veía, ni yo miraba cosas, sin otra luz ni guía sino la que en el corazón ardía.
La paga y el jornal del amor es recibir más amor hasta llegar al colmo del amor. El amor solo con amor se paga.
Véante mis ojos, pues eres lumbre de ellos; y sólo para ti quiereo tenerlos.
Hable poco, y en cosas que no es preguntado no se meta.
La satisfacción del corazón no se halla en la posesión de las cosas, sino en la denudez de todas y pobreza de espíritu.
Cuando me miraste, tus ojos grabaron en mi tu gracia.
No pienses que el agradar a Dios está tanto en obrar mucho como en obrarlo con buena voluntad, sin propiedad y respetos.
Solo la verdad os hará libres.
El que ama no se avergüenza delante de los hombres de lo que hace por Dios, ni lo oculta con vergüenza, aunque todo mundo lo condene.
No hay nada mejor o más necesario que el amor.
Procure siempre inclinarse: no a lo más fácil, sino a lo más dificultoso; no a lo más sabroso, sino a los más desabrido; no a lo más gustoso, sino a lo que da menos gusto; no a lo que es descanso, sino a lo trabajoso; no a lo que es consuelo, sino antes al desconsuelo; no a lo más, sino a lo menos; no a lo más alto y precioso, sino a lo más bajo y despreciado; no a lo que es querer algo, sino a no querer nada; no a andar buscando lo mejor de las cosas temporales, sino lo peor y desear entrar en toda desnudez y vacio y pobreza por Cristo de todo cuanto hay en el mundo.

Coméntanos cual es tu frase célebre favorita de San Juan de la Cruz.

Deja un comentario