Frases de Buda Gautama

Budda_Gautama

Conocido como Siddhartha Gautama o Buda Gautama, nació en una familia aristocrática en la república de Sakia y fue el príncipe de Kapilavastu.

No se tiene la fecha exacta pero se dice que su nacimiento estuvo en el periodo entre el 500 a.C y el 400 a.C. en el Noroeste de India.

Renunció a su vida de principe después de descubrir que existía el sufrimiento, así paso a mendigar por las calles y luego paso muchos años meditando logrando con ello alcanzar el despertar espiritual. 

El título de Buda significa “el despierto” o también “el iluminado”. Su camino espiritual incluía meditaciones y atención plena. 

Fue un maestro espiritual importante, el cual influenció con sus enseñanzas en lo que hoy en día conocemos como el budismo.

Las mejores frases de Buda

No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo.
La muerte no se teme si la vida se ha vivido sabiamente.
No prestes atención a las faltas de otros, a las cosas que los demás han hecho o dejado de hacer. Considera sólo lo que por ti mismo has hecho o dejado de hacer.
El camino no es el cielo, el camino es el corazón.
Cada mañana nacemos de nuevo. Lo que hacemos hoy es lo que más importa.
No pienses que no pasa nada, simplemente porque no ves tu crecimiento… las grandes cosas crecen    en silencio.
Cuida el exterior tanto como el interior; porque todo es uno.
No tengas prisa, paciencia… Todo llega justo en el momento en que estás preparado para seguir con tu evolución.
Muchos conocen el camino, pero pocos lo siguen.
La raíz del sufrimiento es el apego.
El odio no cesa con el odio, el odio cesa con el amor. Esta es una ley muy antigua.
Todo lo que te molesta de otros. Es una proyección de la que no has resuelto en ti mismo.
La felicidad por mucho que la compartas jamás acortará la tuya.
La mente es todo. Te conviertes en lo que crees.
No es más rico quien más tiene, sino quién menos necesita.
La paz viene de adentro, no la busques afuera.
Lo que eres es lo que has sido. Lo que serás es lo que haces a partir de ahora.
Ni tus peores enemigos, pueden hacerte tanto daño, como tus propios pensamientos.
Lo que piensas, lo serás.
Lo que sientas, lo atraerás.
Lo que imagines, lo crearás.
El aferrarse a la ira es como agarrar un carbón caliente con la intención de tirarlo a otra persona y al final es uno mismo el que se quema.
A un loco se le conoce por sus actos, a un sabio también.
Cualquier palabra debe ser elegida con cuidado por las personas que la escucharán; serán incluidas para bien o para mal.
Practica la meditación. No seas descuidado. No te lamentes más tarde.
Somos formados por nuestros pensamientos; nos convertimos en lo que pensamos. 
Cuando la mente es pura, le sigue la alegría como una sombra que nunca se va.
La lengua es como un cuchillo afilado. Mata sin mostrar sangre.
Se pueden encender miles de velas con una sola vela, y la vida de la vela no se acortará. La felicidad nunca disminuye al ser compartida.
Con nuestros pensamientos construimos el mundo.
Así como una serpiente muda su piel, debemos mudarnos de nuestro pasado una y otra vez.
Por pequeño que sea un deseo te mantiene atado como el ternero a la vaca.
La felicidad no es tener mucho. La felicidad es dar mucho.
Es mejor conquistarte a ti mismo que ganar mil batallas.
Entonces la victoria será tuya. No te la podrán quitar, ni ángeles ni demonios, cielo o infierno.
Si usas tu lámpara para brindar luz a alguien, también iluminarás tu camino.
La vida es un viaje; la muerte es un retorno a la tierra.
Una jarra se llena gota a gota.
Ten compasión por todos los seres, ricos y pobres por igual. Cada uno tiene su sufrimiento. Algunos sufren demasiado, otros demasiado poco.
No importa cuántas palabras sagradas hayas leído, no importa cuánta has dicho, no sirven de nada sino actúas de acuerdo a ellas.
Duda de todo. Encuentra tu propia luz.
Incluso la muerte no debe ser temida por alguien que ha vivido sabiamente.
Aquellos que están libres de pensamientos resentidos seguro que encuentran la paz.
Cuando te das cuenta de lo perfecto que es todo, inclinarás la cabeza hacia atrás y reirás al cielo.
Vivimos felices si no odiamos a aquellos que nos odian. Si entre hombres que nos odian habitamos libres de rencor.
Más que mil palabras inútiles, vale una sola que otorgue paz.
Si el problema puede resolverse ¿por qué preocuparse?
Si el problema no puede resolverse preocuparse no servirá de nada.
El caos es inherente a todas las cosas compuestas. Persíguelo con diligencia.
El pie siente el pie cuando siente el suelo.
No hay incendio como la pasión: no hay ningún mal como el odio.
Tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos.
Ni tu padre, ni tu madre, ni tu amigo más querido, te pueden ayudar tanto como tu propia mente disciplinada.
La meditación trae sabiduría; la falta de meditación trae ignorancia.
Aquellos que no han trabajado hacia la verdad, han perdido el propósito de vivir.
No hay fuego como la pasión, no hay tiburón como el odio, no hay lazo como la locura, no hay torrente como la codicia.
El mundo disputa contra mí, pero yo no disputo contra el mundo.
No puedes recorrer el camino hasta que te hayas convertido en el camino mismo.
No seas amigo de los necios.
Aferrarse a la ira o guardar rencor es como beber veneno y esperar que la otra persona muera.
Nadie nos salva excepto nosotros mismos.
Nadie puede y nadie debería. Nosotros mismos debemos andar el camino.
Tres cosas no se pueden esconder: el Sol, la Luna y la verdad.
Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quines lo saben no luchan entre sí.
Nunca he conocido a nadie tan ignorante del que no pudiera aprender algo.
Solo hay dos errores que uno puede cometer a través del camino a la verdad; no avanzar todo el camino y no empezarlo.
La pureza o impureza depende de uno mismo, nadie puede purificar a otro.
En cualquier batalla pierden vencedores y vencidos.
No insistas en el pasado no sueñes con el futuro concentra tu mente en el momento presente.
Es la propia mente de un hombre, no su enemigo, la que lo atrae a los malos caminos.
No ocupéis la mente con necedades y no malgastéis el tiempo en cosas vanas.
No hay miedo para alguien cuya mente no está llena de deseos.
El camino no es el cielo, el camino es el corazón.
Nunca veo lo que ha sido hecho; solo veo lo que sigue sin hacerse.
Trabaja tu propia salvación. No dependas de otros.
No hay nada tan desobediente como una mente indisciplinada, y no hay nada tan obediente como una mente disciplina.
La virtud es perseguida más por el malvado que amada por el bueno.
La reflexión es el camino hacia la inmortalidad. La falta de reflexión es el camino hacia la muerte.
No sobrevalores lo que has recibido, ni envidies a los demás. El que envidia a otros no obtiene la paz de la mente.
Para enseñar a los demás, primero has de hacer algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.
Todo el mal surge de la mente.
¿Si la mente se transforma puede permanecer el mal?
El que ama a 50 personas tiene 50 problemas. El que no ama a nadie no tiene problemas.
La unidad solo se puede manifestar por lo binario. 
La unidad en sí y la idea de unidad ya son dos.
No creáis nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo creen; creedlo después  de someterlo al dictamen de la razón y a la voz de la conciencia.
Hay quienes lamentan su necedad, estos ya no son necios; necios son aquellos que sin conocerse a si mismos, dicen ser inteligentes.
Un hombre no es llamado sabio porque habla y habla; pero si es pacífico, cariñoso y no tienes temores, entonces si es llamado sabio.
Mantener el cuerpo sano es un deber de lo contrario no seremos capaces de mantener nuestra mente clara y fuerte.
No serás castigado debido a tu ira, serás castigado por tu ira.
Mejor que mil palabras vacías, en una palabra que trae la paz consigo.
El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato.
Si quieres conocer el pasado, mira tu presente, que es el resultado. 
Si quieres conocer tu futuro mira tu presente, que es la causa.
Es una controversia, en el instante en que nos sentimos furiosos, hemos dejado de luchar por la verdad, y hemos comenzado a luchar por nosotros mismos.
El que da, tendrá verdadera ganancia. El que se somete será libre; dejará de ser esclavo de las pasiones. El hombre justo echa fuera el mal, y eliminando la lujuria, la amargura y la ilusión por lo cual llega al Nirvana.
Cuando uno tiene el sentimiento de desagrado hacia el mal, cuando uno encuentra el placer en escuchar buenas enseñanzas; cuando uno tiene esos sentimientos y los aprecia, uno es libre del miedo.
Es fácil ver las faltas de los demás, pero ¡que difícil es ver las nuestras propias!
Exhibimos las faltas de los demás como el viento esparce la paja, mientras ocultamos las nuestras como el jugador tramposo esconde sus dados.

Frases de Buda sobre el amor

El amor verdadero nace del entendimiento.
Ama a todo el mundo como una madre ama a su único hijo.
Si el que busca no encuentra un compañero mejor o un igual, que siga el camino en solitario.
Tu mayor virtud debe ser profesar amor y paz a aquellos que te rodean.
La paz eterna es vivir con amor el presente.
El odio no se termina con odio, se termina con amor, es la regla eterna.
Nadie merece más amor que tú mismo.
El amor no tiene que ser perfecto. Solo tiene que ser verdadero.
Estas son las cosas que más importantes: ¿Cuánto has amado?¿Cuánto viviste plenamente?¿Cuánto dejaste ir profundamente?
Puedes buscar a través del Universo a alguien que se merezca tu amor y afecto más que tú mismo, y no encontraras a esa persona en ningún lugar.
Irradia amor sin límites hacia el mundo entero.
Solo una madre protegería a su único hijo con su vida, así uno debe cultivar un amor ilimitado hacia todos los seres.
El amor es un regalo de la mayor parte de tu alma hacia otro, para que ambos puedan ser completos.
El verdadero amor nace de la compresión.
Tú mismo, tanto como cualquier otro en el universo entero, mereces tu amor y afecto.
Si realmente te amaras a ti mismo, nunca podrías hacer daño a otra persona.
Cuando haces las cosas con amor y pensando hacerle el bien al otro, nunca pierdes. Quédate con esa paz de haber hecho lo correcto.

¿Cuál es tu frase de Buda favorita? Cuéntanos en los comentarios.

3 comentarios en «Frases de Buda Gautama»

Deja un comentario